La eficiencia térmica como elemento central de cualquier hogar ecológico.
septiembre 1, 2020
¿Son las casas Arkihaus adaptadas a «la nueva normalidad»?
septiembre 9, 2020
Show all

Pandemia y arquitectura

Para todos los habitantes del globo esta «nueva normalidad» requiere de un proceso de adaptación y búsquedas de respuesta en la historia, ya que esta no es la primera vez que el mundo se ve sometido a una pandemia y a sus consecuencias. Todo este proceso de adaptación y búsqueda de respuestas tiene lugar en todas las áreas de conocimiento humano, y la arquitectura y la construcción no escapan de esta reflexión. Es por esto que el equipo de ARKIHAUS nos hemos estado documentando de los antecedentes en la historia de situaciones colectivas como la actual, con el fin de enriquecer nuestro trabajo.

«La historia de la arquitectura es la historia de las enfermedades infecciosas. No se pueden separar».

‘X-Ray Architecture’ – Beatriz Colomina

Quien habla así es Beatriz Colomina, arquitecta y una de las teóricas más importantes en la relación entre arquitectura y sanidad. «Las ciudades siempre han respondido a la enfermedad. Están hechas a base de capas y capas de respuestas a epidemias y a amenazas de enfermedad de todo tipo».

Precisamente, en su libro ‘X-Ray Architecture’, Colomina investiga la estrecha relación entre las epidemias de tuberculosis de los siglos XIX y XX y la formación del estilo moderno de la mano de los Le Corbusier, Neutra, Gropius o Aalto.

Y es que, durante décadas, no existió un remedio eficaz contra la bacteria. Y lo único que parecía funcionar eran el sol, la limpieza y el descanso.

Por eso todos los grandes arquitectos y diseñadores de la época se lanzaron a diseñar hospitales con ventanas más grandes, sanatorios con enormes terrazas, viviendas elevadas para huir de los gérmenes y muebles aerodinámicos donde el polvo no se pudiera esconder. Y así nació la arquitectura moderna, el gran ejemplo de cómo las epidemias han dibujado desde siempre la forma de nuestras ciudades.

Es por esto que la arquitectura moderna ya tiene geneticamente en su ADN las respuestas a una situación como la actual: Espacios abiertos, techos amplios, mucha ventilación, y espacios integrados con el medio ambiente, son soluciones para una vida humana con espacios más iluminados, ventilados y relajantes. Respuestas que en la segunda mitad del siglo 20 y principios del 21 han sido con frecuencia olvidada por el aumento del costo del metro cuadrado en las grandes ciudades y la necesidad de producir espacios económicamente «rentables» así sea a costa de la salud del habitante.

Sigamos pues aprendiendo de lo que colectivamente nos afecta, adaptémonos a los cambios que la situación nos impone y sobre todo sigamos soñando siempre con la mejora de nuestra calidad de vidad… y materializándola.